Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
    

Noticias Climaeficiencia

Luz verde al Marco Estratégico de Energía y Clima

Fecha: 25-02-20

Tal y como se venía anunciando, el Consejo de Ministros se hizo eco este viernes de la presentación final del Marco Estratégico de Energía y Clima, que incluye el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) -enviado ya a la Comisión Europea-, el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, y la Estrategia de Transición Justa.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, definió que "los objetivos para el periodo 2020-2030 son claros: reducir las emisiones contaminantes y lograr para nuestro país una mayor eficiencia energética", en línea con los compromisos asumidos por la propia Unión Europea.

Para la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la propuesta del Gobierno "es ambiciosa, equilibrada, modernizadora, solidaria y plenamente factible", destacando que se enmarca en la Agenda 2030 y cumple el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Tras avanzar que este marco estratégico se ha elaborado en el plazo récord de ocho meses, con la plena integración de todos los departamentos ministeriales, ahondo en que el objetivo en materia de clima es una " propuesta que se hace es sólida, transversal y maximizando las sinergias".

El Plan Nacional de Energía y Clima en Bruselas

El Gobierno considera, según Ribera, que el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 enviado a Bruselas "sienta las bases para la modernización de la economía española, el posicionamiento de liderazgo de España en las energías renovables, el desarrollo del medio rural, la mejora de la salud de las personas, el medio ambiente y la justicia social".

En su redacción, contempla una disminución de entre el 20% y el 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al nivel de 1990, además de proponer, para 2030, un 42% del consumo de energías renovables sobre el uso de energía final. En el caso de generación eléctrica, el porcentaje de renovables sería del 74%. Con esos objetivos, la eficiencia energética del país mejoraría en 2030 un 39,6%.

Se trata de unas variables que, para la ministra, permitirán el avance en el objetivo final marcado para 2050, "consistente en un sistema eléctrico cien por cien renovable y neutro en emisiones de gases de efecto invernadero para el conjunto de la economía".

En este contexto, el Ejecutivo ha analizado el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCTE), que contempla la descarbonización de la economía española para 2050 y da un impulso decidido a las energías renovables. La ministra ha argumentado que la norma generará confianza tanto en los ciudadanos como en los operadores económicos. Además, también se apuesta por la movilidad sostenible y prevé movilizar recursos con el fin de incentivar una economía baja en carbono y resiliente al cambio climático.

Adicionalmente, la responsable ministerial ha asegurado que la Estrategia de Transición Justa será "el marco de actuación para optimizar las oportunidades de la transición ecológica para generar más y mejores empleos". Destacó que incluye los instrumentos necesarios para optimizar las oportunidades de empleo de la transición energética a través de marcos de formación profesional, políticas activas, medidas de apoyo y acompañamiento -con especial atención a sectores estratégicos-, y planes de reactivación de los territorios que afectados por este proceso de transición. Además, aglutina una serie de instrumentos encaminados a reducir la desigualdad y apoyar a los consumidores más vulnerables.

Efectos macroeconómicos

Cuantitativamente, el Marco presentado prevé movilizar unos 230.000 millones de euros a lo largo de la próxima década procedentes de la inversión privada, pública y mixta. Además, permitirá que España reduzca un 15% su dependencia energética, pasando del 74% actual al 59%,lo que posibilitará que "la balanza comercial ahorre más de 75.000 millones de euros entre los años 2020 y 2030".

Ribera puso el acento en que "el Producto Interior Bruto (PIB) aumentará entre 19.300 y 25.100 millones de euros entre los años 2021 y 2030, un 1,8% en 2030 respecto a un escenario sin plan", lo que tendrá un efecto positivo en el empleo, ya que se generarán entre 250.000 y 350.000 puestos de trabajo en la próxima década, sobre todo en la industria manufacturera y la construcción.

Asimismo, la ministra ha resaltado que las medidas planteadas tendrán una incidencia muy favorable en la salud de los ciudadanos. Se estima que las iniciativas recogidas en este marco "permitirán reducir en torno a un 25% el número de muertes prematuras causadas por la contaminación atmosférica", destacó, señalando además su efecto positivo sobre los colectivos más vulnerables, poniendo como ejemplo la reducción del 12% en la factura de la luz, antes de impuestos, para el año 2030.

 

 

 


 

>>>Volver a Noticias Climaeficiencia

Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
Publicidad