Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
    

Noticias Climaeficiencia

El Día Mundial de la Refrigeración reivindica la importancia de esta industria en la sociedad

Fecha: 28-06-20

¿Qué sería de nuestro día a día si no contáramos con la industria del frío, tanto en el ámbito de la alimentación como en el del confort? Para poner en valor la importancia de este sector industrial, este miércoles 26 de junio se ha celebrado por primera vez el Día Mundial de la Refrigeración, una efeméride apoyada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente e instaurada con el objetivo de aumentar la concienciación de la comunidad internacional sobre el papel de la industria y su contribución a la vida moderna y a la sociedad.

Nuestro país se ha sumado a la celebración y ha organizado un acto conmemorativo en Madrid de la mano de las patronales del sector: AFEC (Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización) y AEFYT (Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías), y en colaboración de la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración (AFAR). El evento ha querido resaltar la importancia del frío industrial, el aire acondicionado y las bombas de calor.

Coincidiendo con la primera ola de calor del verano, el encuentro reunió en el Ateneo madrileño a más de 150 personas (profesionales del sector, asociaciones y usuarios) a los que los expertos propusieron una temática que incluyó un recorrido por la historia del frío y se centró en las claves de la refrigeración en la actualidad y en los retos del sector en el camino hacia la sostenibilidad.

Hacia la transición energética
Al papel del sector en el proceso de transición energética en el que estamos inmersos se refirió Pedro Prieto, director de Ahorro y Eficiencia del IDAE, durante la inauguración del evento. Tras resaltar que con la celebración se conseguía una representación concreta y cualificada de todos los sectores para mostrar la transversalidad de la refrigeración en nuestro país, en nuestra actividad y nuestra vida cotidiana, Prieto indicó que la refrigeración parte con ventaja en los objetivos de descarbonización para 2050, con respecto a la calefacción, ya que gran parte de la refrigeración depende de la electricidad, un sector donde el avance energético llevará a que se descarbonice de forma más rápida.

Entre las oportunidades que entraña este proceso, el representante del IDAE mencionó la apuesta por el autoconsumo y la renovación de equipos que tienen una vida útil determinada lo que llevará a sustituir en algún momento los 17 millones de frigoríficos y 4 millones de congeladores que tienen nuestras viviendas. En el sector de los edificios, la bomba de calor es también una de las apuestas claras.

En una ponencia magistral, Enrique Torrella, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y autor de diversos manuales sobre refrigeración, hizo un pormenorizado recorrido por la historia de la refrigeración y de la climatización, enfatizando en la innovación y el desarrollo tecnológico que ha contribuido a esta gran conquista para la sociedad como es el frío industrial. "El valor de los productos refrigerados puede alcanzar los 1.000 millones de dólares. ¿Cómo es posible que sigamos siendo ‘un sector invisible'? se preguntó el experto.

Contribución importante en todos los ámbitos
Y es que la puesta en valor de la refrigeración es aún, y a pesar de todo, una asignatura pendiente. Así se evidenció en la primera de las mesas del encuentro que estuvo integrada por representantes de los consumidores, de la universidad, de la administración y de la industria (telecomunicaciones, alimentaria y agroalimentaria y hostelería). Todos ellos coincidieron en la importante contribución del frío en los diversos sectores: para cubrir la necesidad básica de proporcionar alimentos seguros gracias a la cadena del frío, para el confort y el bienestar de ambientes climatizados, o para el adecuado funcionamiento de las tecnologías de la información, que permitan abordar con éxito la transformación digital. También se puso de manifiesto en el debate la falta de enseñanzas especializadas en esta materia, y la necesidad de especialistas, como demanda la industria española. "La demanda de las empresas es importante y ésta debe apoyarse en la Universidad", reivindicó Javier Rey, catedrático de Ingeniería Térmica de la Escuela de la Universidad de Valladolid. "Tampoco hay mucho ánimo en la investigación", añadió.

En cuanto a los retos del futuro para la industria del frío, que centró la segunda de las mesas de expertos, y que estuvo integrada por representes de instituciones y asociaciones relacionadas con el sector, se mencionaron: eficiencia energética, protección medioambiental, innovación tecnológica, automatización de los procesos, profesionalización y formación a medida. Además se reincidió en la necesidad de contar con profesionales bien formados y acreditados para avanzar en este camino. Y es que quedó claro que "el sector del frío, formado por la refrigeración, el aire acondicionado y la bomba de calor, es crucial para avanzar en la transformación ecológica y en la descarbonización de la economía".

Visibilidad y pasión por el frío
En el cierre de la jornada, Roberto Solsona, presidente de Aefyt, recalcó la necesidad de este día para hacer valer la aportación del sector al bienestar, un sector que factura 5.000 millones de euros y genera más de 22.000 empleos directos. "En países como el nuestro -donde se registran altas temperaturas en verano y donde la industria alimentaria y la hostelería son sectores troncales de la economía- la vida sin refrigeración sería, sencillamente, impensable", subrayó el presidente.

Solsona hizo también un llamamiento a administraciones públicas y escuelas profesionales para que den mayor visibilidad a las profesiones relacionadas con la refrigeración, el aire acondicionado y la bomba de calor como sectores de futuro donde desarrollar carreras profesionales plenas e interesantes. "El desarrollo de la pasión por el frío es el primer paso para captar jóvenes hacia un sector que no conoce el desempleo", señaló, por ello, "la ayuda de la educación reglada es necesaria ante la dificultad de la industria para llegar a los jóvenes que buscan su camino profesional. Y a las empresas y asociaciones corresponderá después enriquecer este camino con programas de formación continua".

El presidente de AFEC, Luis Mena, incidió también en las impresiones de muchos ponentes ante lo que podría ser nuestra vida sin frío. "El mundo no sería como es hoy en día sin la climatización y la refrigeración, el alto nivel de desarrollo de la sociedad actual no sería posible sin ella", aseguró. También se refirió a los grandes retos, en los que a la climatización se refiere, entre ellos, reducir el impacto ambiental derivado del uso de la energía necesaria para operar los sistemas, (incluyendo la integración de fuentes de energía renovables), usar los refrigerantes óptimos para minimizar las emisiones de CO2 equivalentes y contribuir a la descarbonización de las ciudades, mediante el empleo masivo de la bomba de calor como sistema principal de calefacción y producción de agua caliente sanitaria.

 

 


 

>>>Volver a Noticias Climaeficiencia

Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
Publicidad