Oro
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad
Publicidad
Publicidad
    

Noticias Electroeficiencia

ANFALUM sigue orientando sobre las mejores propuestas y soluciones en iluminación

Fecha: 16-09-20

Un año después de prohibirse la comercialización de las lámparas halógenas en toda la UE, no así su fabricación ni la venta de algunos productos halógenos especiales, ANFALUM advierte que el segmento residencial, ante tanta variedad de productos y especificaciones, se muestra confuso a la hora de elegir la lámpara adecuada según el ámbito que necesita iluminar.

La ventaja tecnológica que supone la tecnología LED, su capacidad de ahorro energético respecto al alumbrado tradicional -hasta un 90% de ahorro si se emplean sistemas de gestión, regulación, etc.-, su durabilidad, y su precio cada vez más competitivo, nadia lo cuestiona, erigiéndose como principal opción del gran público, y también del canal profesional al suponer algo más del 90% la sustitución de las lámparas halógenas por el LED.

Pese a ello, y sobre todo para aportar claridad a ese desconocimiento que persiste, ANFALUM vuelve a poner de actualidad la guía práctica que editó en colaboración con AECOSAN -Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social- y AENOR. Se trata de un sencillo manual que, bajo el título ‘Qué bombilla necesito', sirve para orientar al público no profesional a la hora de sustituir sus lámparas convencionales al final de su vida útil.

A través de sencillos pasos, la guía incluye una detallada relación de los diferentes tipos de lámparas y las unidades de medida para conocer el grado de eficiencia y la luminosidad que proporciona. Con el apunte de que la tecnología LED ha traído un importante ahorro en los consumos, todos los estándares de conexión (casquillo, downlight, tubo fluorescente, etc.) tienen aquí su solución de sustitución, incluidas las lámparas halógenas en sus conexiones tipo GU, con una amplia oferta de productos sustitutivos.

Referenciando las estancias a iluminar y qué tipo de luz requieren, la guía recomienda para la cocina y el baño una iluminación neutra y/o fría, mientras que la sugerencia para los dormitorios o el salón se ciñe a lámparas que emitan luz cálida. Pero ante todo advierte sobre la necesidad de consultar la etiqueta energética que clasifica la bombilla por su capacidad de generar luz utilizando más o menos energía, y el consiguiente reciclaje de estos productos una vez termine su vida útil.

Con la puesta al día de estas publicaciones, y el seguimiento del calendario de sustitución cuyos tiempos se manejan desde Europa, ANFALUM pone en valor el grado de cumplimiento de sus socios con los compromisos del sector, destacando asimismo el dinamismos de un tejido empresarial que ha sabido adaptar su tecnología, y concienciar al público en el uso de productos más eficientes y sostenibles.

 

 


 

>>>Volver a Noticias Electroeficiencia

Oro
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Plata
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bronce
Publicidad